CONVENIO SA NOSTRA- F+O2-FRV

“SA NOSTRA” impulsa la custodia del territorio en la Península de Formentor

·        Se llevará a cabo un plan de mejora medioambiental de la zona de Cala Murta 

·        Con la colaboración de la Fundación Rotger Villalonga y la Fundación +O2

La Obra Social de “SA NOSTRA” impulsa la gestión mediombiental de la zona de Cala Murta, en la península de Formentor, en el marco de un convenio de colaboració amb la Fundación Rotger Villalonga y la Fundación +02. El objetivo es llevar a cabo un Plan Rector de Usos y Gestión de la finca Cala Murta (Pollença), como un paso adelante en la custodia del territorio en nuestra comunidad.

La Fundació +02, dedicada a la preservación mediombiental, apoyará a los responsables de la Fundación Rotger Villalonga, propietaria de los terrenos, para desarrollar las líneas de acción y de gestión de la finca Cala Murta en línea con la protección de los recursos naturales, culturales y paisagísticos que marca la custodia del territorio.

Bernat Vicenç Vich, presidente de la Fundación +02, Pau Dols, director general de “SA NOSTRA” y  José Fèlix Ferrer Rotger, presidente de la Fundació Rotger y Villalonga, han rubricat el convenio marco de colaboración.

Fundación Rotger Villalonga

 La Fundació Rotger Villalonga desarrolla actividades culturales, sociales, deportivas, medioambientales y de acogida en general en la zona de la península de Formentor. La fundación cuida la finca Cala Murta ubicada en la zona indicada, donde lleva a cabo actividades ganaderas y forestales relacionadas con la ecologíaa y el medio ambiente.

Fundación+02

 Por otra àrte,  la Fundación + O2 tiene como objectivo la preservación del medioambiente y la lucha contra el canbio climático. Las principales líneas de actuación que lleva a cabo son las repoblaciones forestales, la divulgación y los manuales de buenas prácticas ambientales en empresas.

La custodia del territorio en Mallorca

 La custodia del territorio es un conjunto de estrategias e instrumentos que pretenden implicar a los propietarios y usuarios del territorio en la conservación y el buen uso de los valores y de los recursos naturales, culturales y paisagísticos. La filosofía de base se sustenta en el convencimiento que conservar la naturaleza, el paisage y el patrimonio cultural no es sólo una responsabilidad de las administraciones públicas, sino que la ciudadanía, la sociedad civil y las empresas privadas también pueden y tienen que contribuir.

 

En muchas zonas protegidas y de alto valor ecológico, donde  no llega la Administración pública, la custodia busca la implicación privada en la conservación de los espacios naturales de todo tipo: albuferas, bosques, áreas agrícolas, especies vegetales y animales protegidas, etcétera, y da soportet a los propietarios de estas fincas para conseguir los objetivos indicados.